Imagen y manejo del traumatismo torácico.

Artículo seleccionado: Newbury A, Dorfman J, Lo H. Imaging and management of thoracic trauma. Seminars in ultrasound CT and MRI. 2018.

DOI: https://doi.org/10.1053/j.sult.2018.03.006

Sociedad: Seminars in Ultrasound, CT and MRI.

Palabras clave: imaging, thoracic trauma, etiology.

Abreviaturas y acrónimos utilizados: Rx (radiografía simple), TC (tomografía computarizada), ECO (ecografía), CL (contralateral), IL (ipsilateral), UH (unidades Hounsfield)

Línea editorial del número: La revista Seminars in Ultrasound, CT and MIR publica, en el mes de agosto, artículos educativos  relacionados en su mayoría con el uso de las diferentes técnicas de imagen ante un traumatismo. Destaca la revisión de Gleeson, T. et al acerca del manejo del traumatismo mediante la ecografía, describiendo la manera más eficaz de explorar al paciente ante situaciones críticas con el uso del ecógrafo.

Motivo para la selección: El traumatismo torácico es una entidad relativamente frecuente hoy en día, con una alta tasa de morbimortalidad, por lo que es necesario conocer qué hacer y cómo actuar en cada situación. Alex Newbury et al. explican cuál es la técnica de imagen más adecuada en función del tipo de traumatismo y de su etiología, lo que ayuda a disminuir tanto el número de pruebas innecesarias realizadas, como el tiempo de espera del paciente y el coste invertido.

Resumen:

El traumatismo torácico es una urgencia muy común en los servicios de emergencia hospitalaria con una tasa de morbimortalidad de hasta el 10% en los hospitales estadounidenses.

La etiología se divide en traumatismo cerrado (caídas, como causa principal, seguido de colisión y por último, agresión) y traumatismo penetrante (apuñalamientos y heridas por armas de fuego); este último menos frecuente, salvo en núcleos urbanos pero con mayor mortalidad.

El algoritmo diagnóstico utilizado incluye la clínica, pruebas de laboratorio y estudios de imagen con la técnica más apropiada para cada situación (Rx, ECO, TC).

En caso de afectación pulmonar, hay que diferenciar la contusión de la laceración, e identificar con premura la existencia de neumotórax o hemotórax.

Las contusiones se identifican tanto en Rx como en TC como opacidades parcheadas mal definidas que no siguen una distribución segmentaria; mientras que las laceraciones se presentan como cavidades aéreas de morfología ovalada.

El neumotórax es una patología frecuente en el traumatismo torácico que se clasifica en abierto o cerrado en función de su comunicación con el exterior. Tanto en Rx como en TC se observa como un desplazamiento del borde lateral del pulmón con ausencia de vasculatura normal. El signo del doble diafragma o el diafragma continuo son signos que nos ayudan a identificarlo en la Rx. En caso de identificar desplazamiento mediastínico hacia el lado CL e hiperextensión del hemitórax IL, nos encontramos ante un neumotórax a tensión, urgencia vital que requiere un manejo precoz.

En el caso del hemotórax, la técnica de elección es la TC, ya que para que sea visible en una Rx se requieren un mínimo de 300 ml y no se diferenciaría de un derrame pleural. Sin embargo, un líquido pleural de 37-70 UH en una TC indica la presencia de productos hemáticos.

La lesión traqueobronquial es rara, afectando a menos del 1% de los traumatismos. La clínica depende del segmento y zona de la vía aérea afectada, siendo más frecuente a nivel bronquial. En Rx se observan como líneas radiolucentes que delinean las fibras musculares y puede acompañarse de enfisema subcutáneo, neumotórax o neumomediastino. Un signo específico de afectación traqueobronquial es el “pulmón caído”, rotura bronquial total que ocasiona separación del parénquima pulmonar del hilio.

En lo referente a la lesión diafragmática, el 65% son secundarias a traumatismo penetrante y un 30% a traumatismo cerrado. Un aumento de presión intraabdominal o intratorácico ocasiona rotura diafragmática, fundamentalmente en el lado posterolateral izquierdo. Una laparoscopia no emergente ayudaría a excluir lesiones focales no detectadas en estudios de imagen, frecuentes en traumatismos penetrantes. El TC, con una sensibilidad y especificidad del 70-100%, permite identificar herniaciones de vísceras abdominales (”signo de la víscera dependiente”, “signo del collar”), irregularidad de la superficie diafragmática o engrosamiento del mismo (presente en el 96% y 70%de los casos respectivamente) o sangre a ambos lados del diafragma, signos que apoyan el diagnóstico de ruptura.

En cuanto a las lesiones costales, la TC tiene una mayor precisión a la hora de detectar fracturas, localización y desplazamiento. Es importante conocer el volet costal (fractura de 3 o más costillas contiguas en dos o más puntos) ya que una de las principales secuelas es el fallo en la mecánica respiratoria.

El gold standard para el diagnóstico de las fracturas esternales es la TC ya que pueden asociarse a lesión torácica, cardiaca o espinal.

Por último, una lesión de pared torácica se asociará en el TC a defecto musculoesquelético, fractura costoesternal, enfisema, neumotórax, etc, por lo que requiere reparación quirúrgica.

Valoración personal:

El artículo de Alex Newbury et al, es una revisión de fácil lectura y comprensión que repasa los principales aspectos sobre el traumatismo torácico.

Sin embargo, considero que no aporta suficiente información radiológica, centrándose más en la clínica y tratamiento de las diferentes patologías que en determinar qué técnica de imagen es más adecuada en cada situación. Tampoco menciona el uso de la ecografía, técnica poco utilizada en lo referente al tórax pero de gran utilidad que permite diagnosticar patologías que se pueden pasar por alto con una radiografía simple y que evitaría la necesidad de hacer un estudio que irradie más al paciente, como por ejemplo fracturas costales o pequeños neumotórax.

Alicia Berral Santana

Hospital Universitario de Getafe, R2

a.berralsantana@gmail.com

Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en Seminars in Ultrasound CT and MR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: