Evaluación de la invasión miometrial profunda en el cáncer endometrial por RM: valor añadido de las interpretaciones de segundas opiniones realizadas por radiólogos subespecializados en oncología ginecológica

Artículo original: Woo S, Youn Kim S, Yeon Cho J, Hyup Kim S. Assessment of deep myometrial invasion of endometrial cancer on MRI: added value of second-opinion interpretations by radiologist subspecialized in gynaecologic oncology. Eur Radiology 2017; 27: 1877-1882.

DOI: http://dx.doi.org/10.1007/s00330-016-4582-1

Sociedad: European Society of Radiology (@myESR).

Palabras claves: endometrial cancer, deep myometrial invasion, magnetic resonance imaging, subspecialty, gynaecologic oncologic imaging.

Abreviaturas y acrónimos usados: RM (resonancia magnética), EA (espondilitis anquilosante), FIGO (Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia), US (ultrasonografía), TC (tomografía computarizada), T (Teslas), CIV (contraste intravenoso), DWI (imagen potenciada en difusión).

Línea editorial: son varios los artículos interesantes que la revista European Radiology ha publicado este mes de mayo, siendo el cáncer endometrial la patología más comentada, con 2 artículos acerca de la valoración de sus factores pronósticos, como lo son la invasión del estroma cervical y la del miometrio profundo. Por otra parte, encontramos un nuevo signo mediante RM para la valoración de la espondiloartritis, que es la hiperseñal en secuencias T1 en la articulación sacroilíaca, que a su vez junto a la presencia de líquido articular, las erosiones y la anquilosis tienen una alta especificidad para el diagnóstico de EA. También existe un artículo interesante acerca de la evaluación de la próstata normal, así como de su patología benigna y maligna.

Motivos para la selección: cada día en nuestra práctica clínica nos enfrentamos a la difícil tarea de evaluar el paciente oncológico. La determinación de la invasión profunda en el cáncer de endometrio es un elemento crucial ya que, si está presente, existe un mayor grado de probabilidad de afectación de parametrios y de ganglios pélvicos. Sabemos que la RM es la mejor técnica de imagen para la evaluación de este parámetro, sin embargo, la interpretación de la imagen ginecológica depende de la experiencia de los lectores, por lo que puede variar entre radiólogos. Como residentes debemos tener en cuenta ésto, y que generalmente el radiólogo más experimentado tendrá una probabilidad mayor de acierto.

Resumen: el cáncer endometrial es uno de los cánceres femeninos más comunes, siendo el 6º a nivel mundial. Se han identificado diferentes factores de peor pronóstico asociados; como el grado tumoral, la invasión del espacio linfático y vascular, invasión del estroma cervical, el subtipo histológico y la profundidad de la invasión del miometrio; siendo esta última la más significativa, que está incluida en la clasificación FIGO. Diferentes modalidades, incluyendo la US y TC, pueden ser empleadas para determinar el grado de invasión miometrial, pero la mejor y más precisa es la RM. Se realizó un estudio retrospectivo, cuyo propósito fue investigar el valor añadido de un segundo informe realizado por radiólogos subespecializados en imagen ginecológica, para determinar la profundidad de la invasión miometrial mediante RM en pacientes con cáncer de endometrio.

Incluyeron un total de 91 pacientes, quedando al final 55 pacientes,  entre 27 y 82 años, empleando los siguientes criterios de inclusión: pacientes referidos de un hospital externo para biopsia probada o con sospecha de cáncer de endometrio durante los años 2010 y 2015, RM y lectura inicial realizada por la institución de referencia, lectura formal realizada por uno de los 3 radiólogos oncológicos ginecológicos de la facultad con más de 4 años de experiencia post-subespecialidad y sin información clínica de los casos.

Todos los informes iniciales y los secundarios fueron revisados por un radiólogo de más de 5 años de experiencia en imagen oncológica ginecológica y que no estuvo involucrado en la realización de ningún informe. Para cada reporte se evaluó la invasión miometrial como: 1) no invasión miometrial, 2) invasión miometrial posible, 3) invasión miometrial probable y 4) invasión miometrial presente. A todos los pacientes se les realizó histerectomía y el estudio patológico fue llevado a cabo por dos patólogos especialistas en la patología ginecológica, siendo la información obtenida de invasión miometrial ninguna o superficial (menor al 50%) y profunda (mayor al 50%). Las dos primeras categorías (1 y 2) se consideraron como negativo de invasión profunda del miometrio y las dos últimas (3 y 4) como positivo. El coeficiente kappa se empleó para medir el grado de concordancia entre los informes iniciales y los secundarios (leve, moderado, significativo y casi perfecto).

Se empleó una RM de 1.5T y 3T, con CIV, DWI (sólo en 29 pacientes) con valores de b entre 800 y 1000 s/mm2 e imágenes potenciadas en T2. La prevalencia de invasión del miometrio basada en la histerectomía fue de 45.5%.

Mientras que el informe inicial fue más frecuentemente categorizado como posible y probable invasión tumoral, los informes secundarios tendieron a la conclusión de no invasión miometrial o invasión profunda presente, siendo el grado de concordancia moderado entre ambos informes (según el índice kappa). El reporte secundario mostró una mayor sensibilidad y exactitud para determinar la invasión profunda del miometrio, con respecto a los informes iniciales, pero no hubo diferencias en la especificidad. Sin embargo, cuando existía una discrepancia entre los informes, el segundo informe mostró una exactitud diagnóstica en el 67% de los casos.

En conclusión, la realización de un segundo informe de RM por radiólogos subespecializados en oncología ginecológica aumenta la sensibilidad y la exactitud en la determinación de la invasión profunda del miometrio en pacientes con cáncer de endometrio; por lo que este hecho puede ayudar a optimizar el manejo del cáncer endometrial en pacientes referidos a hospitales terciarios.

Valoración personal: el artículo es interesante ya que nos demuestra que a veces es necesario una segunda opinión de un estudio y que generalmente los radiólogos más experimentados darán diagnósticos más acertados con mayor facilidad. Presentó algunas limitaciones como que fue un estudio retrospectivo, que la información clínica del paciente no les fue proporcionada a los radiólogos que realizaron el segundo informe a diferencia de los que hicieron el reporte inicial, a pesar de ello fue superior el acierto en los que no disponían de dicha información.



Aurymar Fraino. R4
Hospital Clínico de Salamanca.
auryfc84@gmail.com
@auryfc
Tagged with: , , , , , ,
Publicado en European Radiology

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: