Daño pulmonar asociado al vapeo en adolescentes

Artículo seleccionado: Thakrar PD, Boyd KP, Swanson CP et al. E-cigarette, or vaping, product use-associated lung injury in adolescents: a review of imaging features. Pediatr Radiol. 2020;50(3):338–344.

DOI: https://doi.org/10.1007/s00247-019-04572-5

Sociedad: European Society of Paediatric Radiology (@EurSPR), Society for Pediatric Radiology (@SocPedRad),Sociedad Latinoamericana de Radiología Pediátrica (SLARP), Asian and Oceanic Society for Paediatric Radiology (AOSPR) American Society of Neuroradiology (ASNR), @TheASNR.

Palabras clave: Adolescents, Computed tomography, EVALI (e-cigarette or vaping product use-associated lung injury), inhalation injury, interstitial lung disease, lungs, radiography, vaping, vaping-associated lung injury.

Abreviaturas y acrónimos utilizados: EVALI (e-cigarette or vaping product use-associated lung injury), CDC (Center for Disease Control), TC (tomografía computerizada), PCR (proteína C reactiva), THC (tetradihidrocannabinol).

Línea editorial del número:

Este número del Pediatric Radiology se compone de 25 artículos. En primer lugar destacaría las seis revisiones que trae sobre la ecografía torácica, cada una desde un enfoque distinto, analizando sus ventajas y desventajas, su fiabilidad y sus posibles utilidades. En segundo lugar, me parece relevante el artículo original sobre la retención de gadolinio en el parénquima cerebral en pacientes pediátricos, dado que es un tema muy polémico en la actualidad. Además de esto, me ha parecido muy interesante un artículo que muestra el potencial diagnóstico de la tomosíntesis digital para las fracturas de codo. Finalmente quiero resaltar también dos artículos en los que se hace una revisión extensa sobre las enfermedades autoinflamatorias monogénicas y poligénicas, con especial énfasis en las características por imagen.

Motivo para la selección:

He escogido este artículo porque trata un tema de actualidad, en continua investigación, que está suponiendo un problema sociosanitario importante, sobre todo debido al aumento creciente en el consumo y la percepción por la población general de que es una alternativa inocua al tabaco.

Resumen:

Los cigarrillos electrónicos están disponibles desde hace unos 15 años. Se anuncian como una alternativa más segura y con menos carcinógenos que los cigarrillos convencionales. Sin embargo, con su uso creciente cada vez se describen más los problemas asociados, a la vez que se produce una mejoría en el reconocimiento de la enfermedad respiratoria relacionada con el uso de cigarrillos electrónicos (vapeo), que se denomina por sus siglas en inglés EVALI (“e-cigarette or vaping product use-associated lung injury”). Sin embargo, aún no se han definido criterios diagnósticos definitivos para esta nueva entidad, y los hallazgos en la imagen juegan un papel clave en el diagnóstico.

Los autores llevaron a cabo una revisión retrospectiva, localizando en su base de datos hospitalaria todos los adolescentes con diagnóstico de EVALI en un período de tres meses. El diagnóstico clínico se basó en la asociación temporal con la exposición, la evidencia en la imagen de lesión pulmonar y la exclusión de otras causas. Finalmente, el grupo de estudio estuvo compuesto por 12 pacientes, 10 hombres y 2 mujeres, con edades comprendidas entre los 16 y 17,7 años. Cinco de ellos vapeaban sólo con nicotina, dos sólo con cannabis y cinco con ambos. Los cinco que lo hacían sólo con nicotina también consumían cannabis de alguna otra forma.

Los síntomas más comunes fueron la disnea, las náuseas y vómitos, la tos, el dolor torácico y el dolor abdominal. Además de esto, la mayoría de ellos mostraba síntomas constitucionales como fiebre, sudoración nocturna, fatiga, debilidad, mialgias y malestar general. La mitad de ellos refirió también pérdida involuntaria de peso.

Las pruebas de función respiratoria fueron normales en un 25% de los pacientes, mostraron patrón obstructivo en otro 25%, restrictivo en un 8% y patrón mixto en un 17%.

El análisis de laboratorio mostró leucocitosis en un 82% de los pacientes, elevación de la lactato deshidrogenasa y la PCR en el 100%. El lavado broncoalveolar se hizo en 9 de 12 pacientes y en todos ellos se encontró un aumento de neutrófilos y macrófagos cargados de lípidos.

Los hallazgos de la radiografía de tórax consisten en opacidades nodulares, opacidades alveolares parcheadas u opacidades mixtas alveolares e intersticiales con predominio central o en lóbulos inferiores. Estudios previos mostraban que un 91% de los pacientes con EVALI tiene alteraciones en la placa de tórax.

Los hallazgos en la TC fueron: opacidades en vidrio deslustrado confluentes y con respeto subpleural en todos los pacientes, nódulos en vidrio deslustrado centrilobulares en 11 de 12, opacidades reticulares intersticiales en 6 de 12 y engrosamiento bronquial en 6 de 12. Al contrario que con el patrón intersticial característico de los cigarrillos convencionales, no se observó atrapamiento aéreo ni fibrosis en ninguno de los pacientes, lo cual muestra que los hallazgos de enfermedad pulmonar debidos al vapeo son distintos a los de los cigarrillos normales. Por otro lado, fueron frecuentes los hallazgos extrapulmonares. En 9 de ellos se identificó ensanchamiento mediastínico o nódulos hiliares y 6 de ellos tenían también una pequeña cantidad de derrame pleural asociado.

A la hora del manejo de esta entidad, la CDC americana recomienda realizar radiografía de tórax a cualquier persona con antecedentes de uso de cigarrillos electrónicos que curse con síntomas respiratorios o gastrointestinales, sobre todo si se acompaña de hipoxemia. Si los hallazgos clínicos y radiográficos son diagnósticos de EVALI no es necesario realizar TC. Por otra parte, la broncoscopia no es tampoco necesaria en todos los pacientes.

El agente causal del EVALI todavía no se ha identificado. El problema radica en la cantidad distinta de aparatos que existen para vapear, en los cuales se puede utilizar además una amplia variedad de sustancias saborizantes, complicando así encontrar la causa. Las investigaciones iniciales asocian la mayoría de casos de EVALI con el consumo de THC obtenido de forma irregular, aunque muchos pacientes refieren vapear solamente utilizando nicotina.

Valoración personal:

El artículo ofrece adecuadamente una visión general de la enfermedad pulmonar asociada a los cigarrillos electrónicos o el vapeo y sus principales características clínicas, analíticas y radiológicas. Como punto fuerte me gustaría resaltar que aporta bastantes imágenes tanto de placa simple como de TC para ilustrar la patología. Sin embargo, es un artículo que no permite extraer conclusiones robustas debido a su pequeño tamaño muestral, además de que varios pacientes consumían también cannabis, pudiendo esto sesgar los resultados.

 

Nombre: Jorge Luis Cabrera Marrero

Hospital, año de residencia: Hospital Ntra. Sra. De La Candelaria, R1

jlcm93@gmail.com, @JcabMRI

Tagged with: , , , , , , ,
Publicado en Pediatric Radiology

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Publicaciones del Club
Residentes SERAM
Autores
A %d blogueros les gusta esto: