Nódulo tiroideo incidental. Dos métodos de categorización para su seguimiento

Translate this post into your language!

 

Artículo original: Nguyen X.V., Roy Choudhury K., Eastwood J.D., Lyman G.H., Esclamado R.M., Werner J.D., Hoang J.K.. Incidental Thyroid Nodules on CT: Evaluation of 2 Risk-Categorization Methods for Work-Up of Nodules. AJNR Am J Neuroradiol 34:1812–17

http://dx.doi.org/10.3174/ajnr.A3487

American Society of Neuroradiology  @AmJNeuroradiol – @ASNRstaff

Palabras clave: ITN (incidental thyroid nodule), OR (Odds Ratio), SEER (Surveillance, Epidemiology, and End Results).

 

Línea editorial del número:

Al ser el AJNR una publicación que abarca temas del cerebro, médula, cabeza y cuello, intervencionismo en el SNC e incluso una sección de pediatría que es ampliamente variable, es prácticamente imposible hablar de una línea editorial. En este número, sin embargo, me han llamado la atención tres artículos sobre los demás, uno que trata sobre diferencias metabólicas en el núcleo lenticular de diabéticos tipo 2 y otro en el que se estudia la relación que guardan los espacios perivasculares con la ateroesclerosis. El otro artículo que me parece digno de mención es el que expongo en esta revisión y que se publicó en la sección de cabeza y cuello del mes de septiembre.

 

Motivos para la selección:

Con el aumento en el número de tomografias computarizadas (TC) de cuello y tórax realizados por diversas indicaciones el hallazgo de un nódulo tiroideo incidental (NTI) se está haciendo común en los servicios de radiodiagnóstico. Esto propone un problema difícil para el radiólogo, quien debe decidir si recomendar o no estudios adicionales e incluso biopsia para poder caracterizar la histología del mismo. El presente artículo compara dos métodos de aproximación al NTI y puede constituir la base de nuevos estudios sobre este problema que probablemente no hará más que aumentar a medida que progresan las técnicas de imagen diagnóstica.

 

Resumen:

En la práctica diaria, el criterio más utilizado para decidir si se debe estudiar un NTI es si éste presenta un tamaño mayor de 10 mm, criterio arbitrario y según el cual el 78% de los mismos requerirían un seguimiento por ultrasonido.

En este estudio se comparó la eficacia de dos métodos de detección en cuanto a su capacidad de estratificar los NTIs. Uno de ellos basado exclusivamente en el tamaño del nódulo, mientras que el otro propuesto por los autores estuvo basado en el tamaño, edad y características de imagen del mismo.

 

En una primera parte se evaluó la capacidad de detección de cáncer usando el registro del SEER entre los años 1983 y 2009. En una segunda parte se aplicaron a una cohorte retrospectiva de 133 pacientes con NTIs hallados en TC de cuello, con el fin de comparar la proporción de pacientes a los que se recomendaría ecografía de seguimiento.

Tanto el método basado en tamaño exclusivamente como el que estratifica el riesgo basándose en más variables detectaron el 74% de los cánceres del registro del SEER, sin embargo el segundo método diferenció mucho mejor los pacientes con peor pronóstico.

 

En cuanto a la determinación de los nódulos que requerían seguimiento, el primer método determinó que el 43% de los pacientes necesitaba valoración ecográfica adicional, mientras que el sistema de estratificación por múltiples variables clasificó solo el 23% de los pacientes como susceptibles de estudio ecográfico (p < 0,0005).

 

Discusión:

A pesar de que los NTIs son muy comunes en TC, la tasa de malignidad de los mismos es baja. Aún cuando lo ideal sería un método de categorización que detectara todos los nódulos malignos es más racional y coste-efectivo identificar aquellos nódulos malignos asociados con mal pronóstico. Con el sistema de estratificación presentado en este artículo los autores sostienen que se mantiene la proporción de detección del cáncer disminuyendo casi a la mitad la cantidad de nódulos que requieren seguimiento ecográfico o pruebas adicionales.

En conclusión, el artículo propone que una aproximación diagnóstica al NTI que incluya edad, tamaño de la lesión y características agresivas en los estudios de imagen al realizar la estratificación del riesgo aportaría mayores ventajas a la hora de decidir sobre el seguimiento. Comparado con la tendencia de estudiar todos los nódulos mayores de 10 mm este sistema parece reducir el número de NTI a los que se realiza un seguimiento innecesario capturando la misma proporción de nódulos malignos.

 

Puntos fuertes y débiles del artículo:

Puntos fuertes:

  • Estudio que propone la creación de un nuevo sistema de estratificación de riesgo para los nódulos tiroideos incidentales, diferenciando mejor aquellos que necesitan seguimiento de los que no.
  • Valoración de la capacidad de detección de cáncer en una amplia base de datos (SEER).
  • Buena presentación de los resultados y de los análisis estadísticos.
  • Estratificación de los grupos de riesgo y determinación de la supervivencia en cada uno de ellos.
  • Elección de los métodos de categorización bien documentada y de fácil aplicación en la práctica diaria.
  • Establece las bases para estudios posteriores que pudieran estar metodológicamente mejor planificados.

 

Puntos débiles:

  • La información de los tumores obtenidos del SEER es muy heterogénea. El tamaño de los mismos no siempre se obtuvo a partir de TC o pruebas de imagen sino que en algunos casos fue a partir de las muestras histológicas resecadas. La supervivencia de los pacientes se basó en tumores de histología diversa y no se tomaron en cuenta diferencias en tratamiento y estadío al momento del diagnóstico.
  • Estudio retrospectivo, utilizándose pacientes con características heterogéneas y sin tomar en cuenta otras variables clínicas que podrían producir sesgos de selección a la hora de establecer el riesgo, como por ejemplo el antecedente de exposición a radiación o historia familiar.
  • La mayoría de los NTI detectados en TC no fueron comprobados histológicamente no pudiéndose determinar la proporción de cánceres no diagnosticados.

 

Miguel Arturo Schuller Arteaga. Hospital Universitario Basurto. Bilbao. R2

dr.schuller@gmail.com

@drschuller 

 

Tagged with: , , , ,
Publicado en American Journal of Neuroradiology

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: