TC perfusión en la confirmación de la muerte cerebral

Translate this post into your language!

Artículo original:

J.J.S. Shankar, R. Vandorpe. CT Perfusion for Confirmation of Brain Death. AJNR Am J Neuroradiol 2013; 34:1175–79.

http://dx.doi.org/10.3174/ajnr.A3376

Palabras clave: ACA: anterior cerebral artery; ICU: intensive care unit; ICV: internal cerebral vein; STA: superficial temporal artery; VOG: great cerebral vein of Galen; CTP: CT Perfusion; CTA: CT Angiography. MCA: mean cerebral artery.

Línea editorial del número: N/A

 

Motivos para la selección:

El diagnóstico de muerte cerebral debe ser establecido de forma rápida y precisa con el fin de evitar tratamientos innecesarios y permitir el trasplante de órganos. Cada vez es más solicitada la ayuda del radiólogo en la confirmación de esta situación en los pacientes por lo que es importante tener un conocimiento actualizado sobre este tema.

 

Resumen:

Los criterios diagnósticos de muerte cerebral varían ampliamente entre instituciones y países, aunque frecuentemente se basa en criterios clínicos y en la exploración neurológica. Sin embargo cuando los pacientes presentan depresión del sistema nervioso central (SNC) por medicación u otros factores de confusión, existe mayor dificultad para el diagnóstico. En estos casos, el uso de pruebas auxiliares como la angiografía por TC (ATC), son usados frecuentemente. Una limitación de éstas técnicas es que los protocolos pueden variar significativamente entre diversos hospitales y causar falsos negativos por errores en la adquisición. Además, la ATC sólo provee información anatómica y no funcional. El propósito de este estudio fue comparar los datos angiográficos y funcionales obtenidos mediante un estudio de perfusión con los criterios de muerte cerebral.

Se seleccionaron y analizaron retrospectivamente los datos obtenidos de 11 pacientes a quienes no se les pudo diagnosticar clínicamente de muerte cerebral entre julio y diciembre de 2011. A todos se les realizó un protocolo de perfusión por TC (PTC), inyectándose 40 mL de contraste yodado a una velocidad de 5 mL/s. Se reconstruyeron dos series de imágenes axiales: uno de 1.5 mm de espesor de corte para el análisis angiográfico y otro de 5 mm para el análisis de perfusión.

Se analizó la ausencia de contraste en diferentes segmentos de las arterias intracraneales, adjudicándose un punto por cada vaso no opacificado (cerebral media, cerebral anterior, vena intracerebral, vena de Galeno). Para la perfusión propusieron como patológico el descenso conjunto en el volumen sanguíneo cerebral (CBV) y el flujo sanguíneo cerebral (CBF) a nivel del troncoencéfalo.

El análisis angiográfico determinó que 9 de los 11 pacientes tenían muerte cerebral. Por otro lado, los 11 pacientes presentaron un descenso o ausencia total de CBV y CBF en el troncoencéfalo. En dos pacientes estaba preservado el CBV y CBF supratentorial, y el análisis angiográfico fue negativo, sin embargo se les diagnosticó de muerte cerebral en las 12 y 72 horas posteriores a la realización del estudio de perfusión.

Discusión:

Demostrar la ausencia de circulación intracraneal puede ser de gran ayuda cuando hay dudas acerca del diagnóstico de muerte cerebral. Recientemente, la ATC ha surgido como un estudio rápido, disponible y poco operador dependiente, sin embargo aún con limitaciones. El empleo de una prueba funcional elimina algunas limitaciones y hace el estudio mucho más preciso en el diagnóstico. El diagnóstico clínico de muerte cerebral requiere sólo demostrar la ausencia de funciones del tronco, y esto se puede determinar mediante el análisis de perfusión.

En el estudio se observa que incluso los pacientes que no cumplían los criterios angiográficos pero que presentaban disminución del flujo y volumen sanguíneo en el troncoencéfalo fueron diagnosticados de muerte cerebral a las pocas horas del estudio. De esta forma, el análisis de la perfusión obtuvo una sensibilidad global del 100%. Sin embargo, esto debe ser validado con una cohorte mayor de pacientes.

 

Puntos fuertes y débiles del artículo:

Puntos Fuertes:

  • Tema de actualidad, sobre el que cada vez más será solicitada la opinión del radiólogo.

  • Propone el empleo de una técnica muy conocida de una forma novedosa.

  • Compara la sensibilidad de la angiografía por TC con la perfusión para el diagnóstico.

  • Explica detalladamente el protocolo de adquisición, siendo fácilmente reproducible.

Puntos Débiles:

  • Cantidad reducida de pacientes.

  • No detallan los métodos estadísticos utilizados para determinar la sensibilidad.

  • No aportan intervalos de confianza ni valores de p.

  • No especifican los hallazgos clínicos ni la razón por la cual se decidió realizar el estudio de perfusión en cada paciente.

Miguel Arturo Schuller Arteaga.

Hospital Universitario de Basurto. Bilbao. R2.

dr.schuller@gmail.com 

@drschuller

Tagged with: , , , , , ,
Publicado en American Journal of Neuroradiology

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: