Papel de la TC abdominopélvica en el estudio de pacientes con aumento de CA 19-9 en estudios de cribado.

Artículo original: Ji K, Se K, Soo k. Elevated serum CA 19-9 at screening test: underlying conditions and role of abdominopelvic CT . European Radiology 2014; 24: 2435-2448.

http://dx.doi.org/10.1007/s00330-014-3262-2

Sociedad: ESR (@myESR)

Palabras clave: CA 19-9, screening, abdomen, malignancy, CT.

Abreviaturas y acrónimos utilizados: CA 19-9 (antígeno carbohidratado 19-9), VPP (valor predictivo positivo), TC (tomografía computarizada), US (ultrasonidos), TACAR (tomografía axial computarizada de alta resolución).

Línea editorial del número:  

Este mes se aborda en la sección de radiología cardiaca una revisión interesante sobre el origen anómalo coronario y la anatomía de alto riesgo que debemos conocer, que suelen corresponder con origen anómalo de la coronaria derecha. También abordan el estudio del rechazo agudo de trasplante cardíaco con RM.

En la sección de tórax destaca un artículo sobre TACAR para diferenciar la infección tuberculosa activa de otras infecciones, que puede ser muy útil en la práctica.

Se realiza una buena revisión de la mastitis granulomatosa en la sección de mama y en la sección de pediatría destaca un artículo donde se propone el estudio de craneosinostosis  con RM. También son interesantes un estudio de la afectación cerebral estructural en pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal  y otro sobre el estudio de ganglios linfáticos metastásicos de carcinoma de tiroides con eco con contraste.

Motivos para la selección:

En nuestro día  a día se realizan estudios analíticos de cribado de carcinoma a pacientes asintomáticos, siendo un problema frecuente que presenten marcadores tumorales elevados.

Cuando aparecen estos casos debemos tener conocimientos sobre las entidades causales de alteraciones en dichos marcadores. Es novedoso pues no hay estudios previos al respecto.

Resumen.

Introducción

Los exámenes rutinarios en personas asintomáticas para promoción de la salud se realizan ya en todo el mundo, determinando varios marcadores tumorales para poder diagnosticar cáncer en estadios tempranos. Entre ellos el CA 19-9 es muy sensible (79-95%) y específico (82-91%) para el cáncer de páncreas, pero esto se ha demostrado en pacientes sintomáticos con cáncer avanzado y no en amplios estudios de pacientes asintomáticos, donde ha demostrado un VPP de sólo el 0,9%. Por eso no es un estudio recomendado de cribado. No obstante, los clínicos necesitan aclarar la causa de la elevación del marcador cuando se presenta en pacientes asintomáticos y determinar si se debe a malignidad o a otras entidades. Los protocolos hasta ahora indican repetir la analítica sin o con prueba de imagen. El US ha demostrado tener baja sensibilidad para detectar tumores pancreáticos, por eso la TC se perfila como la mejor prueba para diagnosticar tumores malignos y varias enfermedades benignas causantes del aumento del CA 19-9. No hay estudios anteriores que investiguen el amplio rango de entidades que lo aumentan ni el papel de la TC abdominopélvica en pacientes asintomáticos con elevación de CA 19-9.

Material y método:

Se estudiaron retrospectivamente 111.000 pacientes voluntarios que se sometieron a programas de cribado entre enero de 2004 y septiembre de 2007; 1540 pacientes (1,4%) tenían elevado el nivel de CA 19-9 (> 37 U/mL)  y de ellos a 123 se realizaron TC abdominopélvica. Dos radiólogos expertos en radiología abdominal hicieron seguimiento de los pacientes recogiendo los resultados de todos los estudios realizados, tanto de imagen, clínicos, endoscópicos, patológicos como de laboratorio. Según esto, se categorizaron en tres grupos: grupo de malignidad, grupo de enfermedad benigna y grupo sin enfermedad. El protocolo consistía en examen físico, determinación del CA 19-9 y otros marcadores tumorales (CEA, CA 124, PSA…) y se sometieron a distintas pruebas: de imagen, de función pulmonar, esofagoscopia y colonoscopia. El análisis estadístico mostró que el 63,7% tenían elevación por una enfermedad y el 36,3% eran normales. Dentro del grupo con elevación maligna se encontraron todos con cáncer: adenocarcinoma pancreático, colangiocarcinoma, colorrectal, gástrico, de células renales y de próstata, casi todos en un estadio favorable a la resección.

Dentro del grupo con elevación benigna, se encontraron distintas enfermedades sistémicas como eosinofilia, diabetes, asma, enfermedades pulmonares (bronquiectasias, fibrosis, tuberculosis), gastritis crónica, enfermedades urogenitales (endometriosis, miomas, quistes ováricos, litiasis renal), tiroiditis autoinmune e hiperbilirrubinemia por litiasis.

Se demuestró que una proporción no despreciable (15%) de los pacientes asintomáticos con elevación de CA 19-9 tenían tumores abdominales y la TC fue capaz de detectarlos con una sensibilidad del 94,1%.

Es el primer estudio que aporta la sensibilidad de la TC en la detección en pacientes asintomáticos en programas de cribado. También es importante saber que consigue detectar enfermedades benignas que elevan el marcador con una sensibilidad de 48,6%. Finalmente, se llegó a la conclusión que el valor de corte ideal del CA 19-9 es 85 U/ml para detectar malignidad en un contexto de cribado (sensibilidad 64,7% y especificidad 87,5%).

Conclusiones:

Este estudio destaca el potencial de la TC abdominopélvica como herramienta de diagnóstico temprano en un contexto de cribado, siendo óptima para el diagnóstico de las enfermedades benignas que causan elevación del CA 19-9 y proporcionando una alternativa diagnóstica que puede aliviar la incertidumbre de los pacientes y sus médicos.

Valoración personal:

Puntos fuertes:

  • El tema abordado es útil, pues se plantea esta situación con frecuencia en la práctica conocer las posibles enfermedades relacionadas con la elevación del CA 19-9, así como el rendimiento diagnóstico del CT en estos pacientes puede ser muy útil para los radiólogos.
  • Se revisan de forma clara las posibles causas de elevación del marcador tumoral  y se aportan casos ilustrativos.

Puntos débiles:

  • Las enfermedades benignas no tuvieron confirmación histológica sino que se diagnosticaron por combinación de la clínica con las pruebas diagnósticas, lo que resta solidez al estudio.
Isabel Quintana Rodríguez. R4.
Hospital San Pedro de Alcántara. Cáceres.
isabel.quintanarx@gmail.com

Residente de 4º año

Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en European Radiology

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: