Tomografía computarizada multidetector en el diagnóstico, clasificación y manejo del síndrome aórtico agudo.

Artículo original: Abbas A, Brown IW, Peebles CR, Harden SP, Shambrook JS. The role of multidetector-row CT in the diagnosis, classification and management of acute aortic syndrome. Br J Radiol 2014;87:20140354.

http://dx.doi.org/10.1259/bjr.20140354

Palabras clave: Multidetector-row CT, diagnosis, classification, management, acute aortic syndrome.

Abreviaturas y acrónimos utilizados: TCMD (tomografía computarizada multidetector), PET (tomografía por emisión de positrones), RM (resonancia magnética), TC (tomografía computarizada).

Línea editorial del número:

Este mes la revista trata una variedad de temas entre los que destacan la ecografía con contraste en la patología nefrourológica, la punción guiada por TC para las opacidades en vidrio deslustrado y los pseudotumores musculoesqueléticos localizados en pelvis.

Motivos para la selección:

Me parece un artículo que abarca una patología bastante frecuente y grave, con la cual me he familiarizado recientemente. Me ha parecido muy interesante, comprensible y accesible.

Resumen:

Este artículo trata de hacer un repaso a la patología no traumática severa de la aorta torácica desde el punto de vista de la TC multidetector. Se repasan las características radiológicas de las diferentes patologías y el uso de la TCMD en su manejo.

Algunos de los puntos más importantes son los siguientes:

Factores de riesgo en el síndrome aórtico agudo:

  • Hipertensión arterial.
  • Enfermedad genética: Marfan, Loeys-Dietz, Ehlers-Danlos, Turner, coartación de la aorta, aorta bicúspide, aneurisma torácico familiar.
  • Enfermedad vascular inflamatoria: sífilis, Behcet, Takayasu, arteritis de células gigantes, infección de la pared aórtica.
  • Factores yatrogénicos: cateterización, cirugía cardíaca.
  • Otras: cocaína, terapia inmunosupresora, feocromocitoma, riñones poliquísticos, embarazo.

Protocolo de imagen mediante TCMD:

Tiene una sensibilidad del 100% y una especificidad del 98-99%. Pueden realizarse  reconstrucciones en planos 3D. Es importante la sincronización cardíaca (cuando está disponible) para minimizar los artefactos. El uso de contraste es fundamental en el diagnóstico.

Disección aórtica aguda:

Es una disrupción de la íntima. Lo importante es diferenciar la luz verdadera y la luz falsa.

Clasificar el origen (dónde está el flap), si está cerca de la válvula aórtica (puede provocar insuficiencia) y la extensión de la disección (hacia cabeza y cuello, y hacia iliaca y femorales). Se debe establecer si los siguientes vasos se encuentran afectados y asimismo si el origen de éstos depende de la luz verdadera o de la luz falsa: el tronco celíaco, la arteria superior mesentérica y ambas arterias renales.

Hematoma aórtico intramural:

Es una hemorragia en la túnica media, no tiene flap, se caracteriza por una atenuación en la pared aórtica que no capta contraste. En este caso, el estudio basal (sin contraste) es importante para su caracterización.

  • Indicadores de progresión del hematoma: implicación de la aorta ascendente, grosor del hematoma >11 mm, diámetro aórtico >5 cm, asociación de úlcera penetrante ateroesclerótica con diámetro >20 mm o profundidad de >10 mm, derrame pleural o pericárdico en progresión, dolor torácico recurrente, hematoma intramural que progresa en imágenes sucesivas.

Úlcera aterosclerótica penetrante:

Lesión aterosclerótica que se ulcera y penetra de íntima a la media. Se identifica como un saco en la pared aórtica en el contexto de una aorta con abundantes placas de ateroma. El tratamiento suele ser conservador. Se decide intervención quirúrgica ante dolor refractario, diámetro aórtico mayor de 55 m, incremento en el diámetro anual más de 10 mm o hematoma periaórtico.

  • Complicaciones: formación de un aneurisma falso, disección focal y limitada, ruptura…

Clasificación y manejo en el síndrome aórtico agudo:

La clasificación de Stanford es la que se utiliza hoy en día. La tipo A requiere intervención quirúrgica, en cambio, la tipo B requiere tratamiento médico. Algunos utilizan tratamiento conservador en la tipo A pero con observación diaria mediante ecocardiografía transtorácica.

  • Criterios para el tratamiento conservador en tipo A: estabilidad hemodinámica, diámetro <5 cm, grosor del hematoma <10 mm, no úlceras penetrantes, no derrame pleural ni pericárdico, no taponamiento, no dolor persistente, no hipoperfusión de órganos.
  • Criterios para tratamiento agresivo (colocación de endoprótesis vascular) en tipo B: progresión, ruptura contenida, isquemia renal o mesentérica.

Conclusión:

La TCMD es un instrumento fundamental para el diagnóstico y seguimiento del síndrome aórtico agudo. Es importante conocer las diferentes manifestaciones que puede presentar, ya que de ello va a depender el manejo de los pacientes.

Valoración personal:

Puntos fuertes:

  • Las tablas y las imágenes ayudan a la comprensión del artículo y a enfatizar cómo diferenciar las diferentes patologías.
  • Menciona formas de manejar la disección aórtica que sale de los protocolos habituales y que por tanto es novedoso.
  • Da un buen repaso a diferentes patologías.

Puntos débiles:

  • No se explican los signos que pueden sugerir una ruptura inminente en la TC.
  • Los protocolos de los centros avanzados no son estandarizables.
  • Escasas conclusiones del estudio.
Sonia S. Ochoa de Eribe. R1.
Hospital Universitario Araba. Álava.
soniahousa@gmail.com
Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en British Journal of Radiology

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: