Atentados terroristas: heridas por cuerpos extraños secundarias a las bombas del maratón de Boston

Título original: Brunner J, Singh A.K, Rocha T, Havens J, Goralnick E, Sodickson A. Terrorist Bombings: Foreign Bodies from the Boston Marathon Bombing. Semin Ultrasound CT MRI 36(1):68-72.

http://dx.doi.org/10.1053/j.sult.2014.10.006

Línea editorial del número:

Seminars in Ultrasounds, CT and MRI dedica el mes de Febrero a los cuerpos extraños y nos brinda una batería interesantes artículos, como siempre algunos más que otros, referidos a la amplia variedad en cuanto a tipos de patología asociada a dichos objetos.

Motivos para la selección:

“15 de abril del 2013. Dos improvisados artefactos explosivos estallan en el 117º maratón de Boston matando tres personas e hiriendo a otras 264 ”.

Dos años. Han pasado prácticamente dos años y sigue aún presente en la memoria de todos el atentado acaecido cerca de la línea de meta de esta emblemática prueba. Supuso una importante demanda de pruebas de imagen médica en los hospitales que recibieron y atendieron a tal afluencia de pacientes. Los servicios de radiología tuvieron que instaurar una estrategia de trabajo para hacer frente a la catástrofe.

Puede que el motivo para la selección de este artículo fuese conocer el tipo de patología más frecuentemente asociada, la iconografía y el algoritmo de actuación ante un atentado terrorista como éste; o puede que simplemente recordar los muertos, los heridos y los hechos en general, sin olvidar aquellos que evitaron que los segundos se convirtieran en los primeros.

Resumen:

En una primera parte los autores describen los tipos de daño secundarios a explosiones, así como el origen y la fisiopatología de los mismos; de modo que diferencian 4 tipos de daño:

Daño primario, debido al barotrauma causado por la onda de presión resultado de la detonación.

Daño secundario, producido por la metralla y otros cuerpos extraños que actúan como proyectiles, este tipo de lesión suele ser el más frecuente en esta clase de atentados.

Daño terciario, debido a los impactos producidos por el desplazamiento del cuerpo de la víctima.

Daño cuaternario, secundario a quemaduras e inhalación de sustancias asfixiantes/irritantes.

Encontramos en el artículo una segunda parte en la que se intenta exponer un algoritmo de actuación, en cuanto a pruebas de imagen diagnóstica se refiere, ante dichas situaciones.

Valoración personal

1-El artículo presenta un buen esquema y, fundamentalmente la primera parte, muestra una  buena organización del contenido. En mi opinión, el apartado de estrategia y algoritmo de actuación  queda un poco simple y escueto. Demasiado generalizado.

2-Pocas imágenes, algunas de ellas de bajo valor representativo.

3-Dos tablas, sobre todo la primera, que agilizan y facilitan el aprendizaje.

Pau Montesinos Garcia.
R4 Hospital de la Ribera. Alzira, Valencia.
paumon7786@gmail.com
Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en Revistas, Seminars in Ultrasound CT and MR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: