Hallazgos radiológicos en cirugía de columna

Artículo original: Pollice S, Muto M, Scarabino T. Post-therapeutic imaging findings. European Journal of Radiology. 84 (2015) 799-806.

http://dx.doi.org/10.1016/j.ejrad.2014.06.010

Palabras clave: Spine; Surgery; Imaging; MR; CT; XR

Abreviaturas y acrónimos utilizados: TC (tomografía computarizada), RM (resonancia magnética), FSE (Fast Spin Echo).

Línea editorial del número:

La revista European Journal of Radiology inicia su número correspondiente al mes de mayo con una sección especial dedicada a la patología y el intervencionismo en la columna vertebral. En ella se lleva a cabo una completa revisión de la fisiopatología del dolor medular, el papel de las técnicas de imagen en su diagnóstico y la intervención en algunas patologías.

En su amplio abanico de subespecialidades encontramos múltiples artículos de interés siendo en mi opinión destacable, en la sección de musculoesquelético, una completa guía para la utilización del TC multidetector, incluyendo técnicas dinámicas, de perfusión y de energía dual. En la sección de cardiología también merece una mención la propuesta de algoritmo de reconstrucción para TC de alta definición en la valoración de stents de arterias coronarias.

Motivos para la selección:

La sección especial dedicada a la columna vertebral finaliza con la descripción de los hallazgos radiológicos en los pacientes que han sido sometidos a los distintos tipos de cirugía de la columna vertebral. El radiólogo representa un importante papel en el seguimiento de estos pacientes. Para realizar un informe radiológico útil y de calidad es imprescindible conocer los procedimientos quirúrgicos básicos que se llevan a cabo en neurocirugía, en continuo desarrollo e innovación, así como los hallazgos que resultan de utilidad para la evaluación del resultado y las posibles complicaciones. Este artículo de forma comprensible y resumida hace hincapié en los elementos más relevantes y en las mejores herramientas de las que disponemos para su óptima interpretación, una información de gran interés sobre todo para los radiólogos menos familiarizados con estas patologías.

Resumen:

Para la valoración del paciente sometido a cirugía de la columna vertebral son de utilidad la radiología simple, la TC y la RM .

Radiología simple: es la primera prueba de imagen a realizar. Resulta útil para valorar la  alineación y la estabilidad de la columna. En sus diferentes proyecciones, incluidas las dinámicas, nos proporcionará información sobre las estructuras óseas y la localización de los materiales ortopédicos utilizados. Por el contrario, su papel es limitado en la valoración de partes blandas.

TC: es la prueba de referencia en la evaluación de la estructura ósea, la formación de hueso y la posición de los implantes, siendo excelente para el seguimiento de la cirugía de fusión vertebral y también para el diagnóstico de estenosis de canal medular y foraminal.

RM: es la prueba de referencia en la evaluación de procedimientos tras la cirugía y en la persistencia del dolor o la recurrencia del mismo.

Es más precisa que la TC en la valoración de partes blandas permitiendo la diferenciación entre la herniación discal y la fibrosis epidural posquirúrgica, así como en la valoración de inflamación ósea y articular, hemorragias y la estenosis de canal medular. El estudio básico incluye las proyecciones axial y sagital en ponderación T1 y T2  en FSE. Las secuencias STIR muestran mejor la patología del tejido adiposo medular o epidural. Será esencial en caso de inflamación la utilización de contraste.

Imagen posoperatoria.

Los procedimientos más comunes en la cirugía de la columna son la discectomía, la vertebroplastia y la cirugía de estabilización (tradicional y dinámica).

1.- Discectomía.: el seguimiento de la discectomía debe realizarse con RM. El disco intervertebral puede aparecer hipointenso en T1 e hiperintenso en T2 asociado a disrupción del anillo fibroso. El 80% puede mostrar incluso realce con contraste. Estos hallazgos de discitis desaparecen tras 4-5 semanas y no se asocian a indicadores de inflamación.

En los dos meses tras la intervención, la persistencia de síntomas relacionados con la compresión de raíces nerviosas o del saco dural puede estar relacionada con hernia residual, una recaída o con una exuberante cicatriz. Otras complicaciones que pueden aparecer tras una discectomía incluyen infecciones y otras menos frecuentes como fístula, hematoma, seroma o meningocele.

2.- Vertebroplastia: podrá evaluarse la distribución del cemento por radiología convencional, TC o RM pudiendo verse cambios en la densidad (Rx o TC) o la intensidad (RM). Una semana tras el tratamiento suele haber hipointensidad en el área cementada e hiperintensidad periférica en T2 y STIR, debido al edema circundante  que  alrededor de un mes más tarde se hace más fino debido a la reacción fibrótica.

3.- Estabilización: en el posoperatorio inmediato la radiología simple puede aportar la mayoría de la información necesaria como la alineación, la posición de los materiales de fijación y las posibles fracturas en pacientes sin síntomas neurológicos.

La TC será útil en caso de dudas o para evaluar la formación de hueso a través de metales porosos osteoinductores.

La RM es esencial en presencia de síntomas neurológicos.

La presencia de inestabilidad o movilidad puede provocar la fractura del material de osteosíntesis y la aparición de seudoartrosis.

Valoración personal:

El artículo recoge los aspectos más relevantes de una patología muy frecuente perteneciente a un campo específico de la neurocirugía en el que se producen continuas novedades relativas a las técnicas quirúrgicas y los materiales utilizados.

Es un trabajo llevado a cabo de forma conjunta entre neurorradiólogos y neurocirujanos, lo cual se nota en que se centra en los aspectos más prácticos y verdaderamente útiles en la práctica clínica. Para llevar a cabo un seguimiento de calidad de estos pacientes es imprescindible el intercambio de información entre especialistas, lo cual no siempre ocurre en el día a día.

Destaca como punto fuerte la mención a todos los aspectos más importantes, de forma práctica y de fácil comprensión, siendo un artículo recomendable como toma de contacto para aquellos radiólogos menos familiarizados con el tema. También son de calidad y demostrativas las imágenes que aporta.

Para radiólogos especializados resultará útil como recordatorio general pero probablemente escaso en cuanto a información específica. No incluye una exposición exhaustiva de los datos semiológicos que ayudan a distinguir entre hernia residual, recurrencia o fibrosis así como la  posible utilidad de las nuevas técnicas de difusión o perfusión en RM.

También se podría complementar con una breve explicación de las distintas técnicas quirúrgicas y los materiales más frecuentemente utilizados.

A pesar de ello es un artículo recomendable, de agradable lectura y  gran interés.

Noelia Padrón  Rodríguez R3
HCU Lozano Blesa (Zaragoza)
npadronrodriguez@yahoo.es
Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en European Journal of Radiology, Revistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: