¿Uso de TC con contraste o sin contraste en el cólico renal?

Artículo original: Desai V, Cox M, Deshmukh S, Roth CG.  Contrast-enhanced or noncontrast CT for renal colic: utilizing urinalysis and patient history of urolithiasis to decide. Emergency Radiology. 2018; 25(5):455-460.

DOI: https://doi.org/10.1007/s10140-018-1604-0

Sociedad:  Emergency Radiology @ASER_ERad

Palabras clave:  Urolithiasis, urinalysis, hematuria, colic, renal, stone, flank.

Abreviaturas y acrónimos utilizados: TC (tomografía computerizada).

Línea editorial del número:

En el mes de octubre Emergency Radiology publica 15 artículos de los cuales 3 son reportes de casos clínicos, destacando el artículo de fracturas orbitarias, con buenas imágenes diagnósticas. En este caso clínico se hace hincapié en las cosas importantes en las que hay fijarse para realizar un buen informe sobre la órbita. En esta edición cabe destacar el artículo de las características ecográficas de la infección de tejidos blandos sin absceso, ya que no es muy frecuente encontrar esta patología en publicaciones recientes, si bien como punto negativo es el incluir pocas imágenes.

Motivos para la selección:

El diagnóstico de sospecha de urolitiasis con dolor en flanco, urgente,  no está estandarizado, depende del centro y del radiólogo. En muchos hospitales se comienza con la imagen ecográfica y en otros con TC, siendo a criterio del radiólogo la administración o no de contraste intravenoso. Lo elegí por la controversia del tema y saber el manejo radiológico en Estados Unidos ya que utilizan siempre la TC, mientras que en nuestros centros utilizamos la ecografía en numerosas ocasiones en esta patología urgente.

Resumen:

Las litiasis renales son un problema común, afectando a una de 1 de cada 11 personas en los Estados Unidos, constituyen una consulta habitual de los Servicio de Urgencias. Cursan con clínica de dolor en flanco que obliga al diagnóstico diferencial con patología urológica, gastrointestinal, ginecológica, pancreática y hepatobiliar, vascular y musculoesquelética. Muchas de estas afecciones son detectadas, al igual que la urolitiasis, en una TC sin contraste, pero otras son imposibles de diagnosticar. Sin embargo, realizar una TC con contraste muestra una alta sensibilidad para la detección de cálculos renales >3mm, incluyendo el resto de diagnósticos diferenciales que requieren contraste o incluso valoración del retardo de la fase nefrográfica, la inflamación perirrenal y periureteral.

En este artículo se realizó un estudio retrospectivo durante un período de 3 años, mediante métodos estadísticos de chi cuadrado. Se incluyeron pacientes que acudían a urgencias con cólico renal, análisis de orina (hematuria macro o microscópica) y evaluación de TC sin contraste. Fueron excluidos del estudio los pacientes con catéteres nefroureterales, catéteres de nefrostomía o tumores de origen urológico.

Se recogieron 1543 pacientes, de estos 1193 fueron excluidos (786 no tenían análisis de orina y 407 pacientes tenían historia urológica inadecuada). Por lo que para el estudio solo obtuvieron 350 pacientes de los cuales el 80% presentaban litiasis, 19% no tenían urolitiasis y ni se encontró causa del dolor en flanco.  De los pacientes con cálculos el 62% presentaban obstrucción renal, el 82% (sensibilidad) presentaban hematuria y un 19% (especificidad 80%) de los pacientes con hematuria no presentaban litiasis.

El 15% de los pacientes que no  presentan antecedentes de litiasis  y una analítica de orina negativa tienen un  diagnóstico alternativo, no completamente caracterizados por la falta de contraste.  Por lo tanto, el 85% podrían caracterizarse completamente en el estudio de TC sin contraste. A pesar de las limitaciones, los resultados de este estudio demuestran que con todos los resultados de diagnóstico considerados, hay una mejora en la capacidad de diagnóstico con una TC con contraste (95%, incluidos casos negativos, cálculos mayor o igual a 3 mm y diagnósticos alternativos) en comparación con la TC sin contraste (85%, incluidos los casos negativos). Sólo el 4% de los  pacientes en el análisis de orina e historia clínica negativas tenían cálculos que pueden ser indetectables en una TC con contraste (menos de 3 mm de tamaño), todos los cuales eran no obstructivos y poco probable que sea clínicamente significativo.

Por lo tanto, este estudio muestra la importancia de incorporar parámetros clínicos en la de toma de decisiones. Mejorando la utilización de las técnicas, de acuerdo con parámetros específicos del paciente, para detectar y caracterizar anormalidades inesperadas sin sacrificar la precisión del principal objetivo de diagnóstico.

Valoración personal:

Artículo muy completo con múltiples imágenes y tablas, bien estructurado y conceptos claros,  no siendo difícil su lectura.

En contra del artículo mencionar que los casos son limitados y escasos, ya que tratándose de uno de los principales motivos de urgencia sólo se obtienen 280 pacientes en 3 años. Este reducido número de pacientes se debe a que los datos son obtenidos de forma retrospectiva del archivo de datos del hospital, lo cual puede llevar a orientaciones diagnósticas confusas o erróneas.

El artículo resalta  la importancia de la historia clínica del paciente y de los parámetros analíticos, siendo muy importantes para orientar la causa del dolor en fosa iliaca derecha y por tanto realizar la prueba de imagen más adecuada para la caracterización de las lesiones.

Marta Gallego Riol

@MartaGRiol

martagriol@gmail.com

Hospital de Mérida. R4.
Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en Emergency Radiology, Revistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: