Precisión diagnóstica de las radiografías de pelvis para detectar fracturas traumáticas de pelvis en los anciano

Artículo original: Ma Y, Mandell JC, Rocha T. et al. Diagnostic accuracy of pelvic radiographs for the detection of traumatic pelvis fractures in the elderly. Emerg Radiol. 2022; 29: 1009-1018.

DOI: https://doi.org/10.1007/s10140-022-02090-w 

Sociedad: American Society of Emergency Radiology (@ERadSociety)

Palabras clave: Emergency radiology, Pelvic fractures, Pelvic radiographs, Diagnostic accuracy

Abreviaturas y acrónimos utilizados: Tomografía Computarizada (TC).

Línea editorial del número:

Emergency Radiology es la revista bimensual de la American Society of Emergency Radiology. En el número de diciembre de 2022 publica 16 artículos. Entre ellos:

-La revisión de un caso muy interesante – Spontaneous prevertebral emphysema following weight training in a 21-year-old female – enfisema espontáneo prevertebral en una chica de 21 años tras el levantamiento de peso, en el que se describe el efecto Macklin.

-Artículos basados en estudios retrospectivos, entre los que destacaría el he elegido para revisar, y – Outcomes in pediatric patients with documented delays between ileocolic intussusception diagnosis and therapeutic enema attempt: evaluation of reduction efficacy and complication rate – que demuestra cómo el retraso en el diagnóstico-tratamiento de las invaginaciones ileocólicas en niños modifica el pronóstico. 

Motivo para la selección:  

La alta incidencia de fracturas de pelvis en contextos postraumáticos, no sólo en pacientes ancianos, sino que también en pacientes de menor edad, supone la realización de un alto número de radiografías de pelvis en los servicios de urgencias de nuestros hospitales. Este ha sido el motivo de mi elección de este artículo, por tratarse de un estudio retrospectivo de fracturas muy frecuentes, que demuestra la baja sensibilidad de la radiografía de pelvis para detectar fracturas posteriores, y señala cuándo deberíamos realizar una TC. 

Resumen:

La incidencia de fracturas pélvicas en los pacientes con antecedente traumático que acuden a los servicios de urgencias es del 8 – 9 %. En los pacientes ancianos, las fracturas de pelvis están asociadas con alta mortalidad en comparación con los pacientes de menor edad.

La precisión diagnóstica de las radiografías pélvicas puede verse comprometida por múltiples factores. Entre estos se incluyen la superposición de partes blandas, la presencia de gas intestinal, la osteoporosis, los cambios degenerativos y la posición del paciente.

Las fracturas de pelvis se pueden clasificar en estables e inestables. Las primeras, en la mayoría de los casos se manejan de manera no quirúrgica, ocurriendo lo contrario con las facturas inestables. Independientemente del manejo quirúrgico o conservador de las fracturas, estas se asocian a un importante incremento de la mortalidad y de la morbilidad.

El objetivo de este estudio fue determinar la eficacia diagnóstica de las radiografías pélvicas para detectar los diferentes tipos de fracturas en los pacientes ancianos, usando la TC como técnica de referencia.

Se realizó un estudio unicéntrico retrospectivo, en el que se recogieron 210 casos de pacientes, con más de 65 años con fracturas pélvicas postraumáticas detectadas por una radiografía y/o con una TC. El único criterio de exclusión fue la no disponibilidad de la radiografía o de la TC, excluyendo del estudio a 33 pacientes. En total la cohorte del estudio fue de 177 pacientes.

Las radiografías de pelvis fueron revisadas por dos radiólogos que disponían de entre 10 y 20 años de experiencia. Ambos lectores desconocían los datos demográficos de los pacientes. Todos los informes de las TC abdominopélvicos o de las TC de pelvis se revisaron por un residente de radiología de quinto año.

Un total de 555 fracturas se detectaron con la TC, clasificándose en fracturas de pubis, de ilion, de isquion, de sacro y de acetábulo.

La sensibilidad global de la radiografía respecto a la TC para detectar fracturas de pelvis fue de un 48%, variando según el tipo de fractura: 61% (pubis), 60% (acetábulo), 41% (ilion), 20% (sacro) y 17% (isquion). De esta manera, se demostró la menor sensibilidad de la radiografía para detectar fracturas posteriores de pelvis.

En el estudio, hasta el 66.2% de los pacientes con fracturas de ramas púbicas tenían una fractura en el sacro o una fractura que envolvía a las articulaciones sacro-ilíacas, evidenciándose que 2/3 de los pacientes con fracturas del anillo anterior asociaban una fractura del anillo posterior. El 92.3% de los pacientes con fracturas pélvicas posteriores ocultas en la radiografía tenían fracturas de ramas pélvicas. Tan sólo 3 de 39 pacientes sin fracturas de ramas púbicas tenían una fractura posterior.

Los datos obtenidos apoyan la recomendación de realizar una TC en pacientes ancianos en caso de visualizar cualquier fractura de pelvis en la radiografía para descartar otras fracturas asociadas, y cuestionan la necesidad de realizar una TC en pacientes con ausencia de ramas púbicas.

Valoración personal:

Este estudio demuestra la baja sensibilidad global que tienen las radiografías pélvicas en pacientes con sospecha de fractura, especialmente cuando se trata de fracturas posteriores. A pesar de esto, de la misma manera que lo hacen los autores del artículo en su discusión, me gustaría cuestionar si los datos de sensibilidad obtenidos serían extrapolables a la realidad en los servicios de urgencias.

En el estudio fueron incluidos únicamente pacientes diagnosticados de fracturas pélvicas. Por lo tanto, a pesar de desconocer los datos demográficos de los pacientes, los radiólogos que hicieron la lectura de las radiografías, conocían el dato más importante, añadiendo un sesgo significativo, todos los pacientes tenían al menos una fractura. Este sesgo se podría haber evitado si en el estudio se hubiesen incluido pacientes con ausencia de fracturas.

Además, como opinión personal, añadiría que, en la actualidad en muchos hospitales españoles, los radiólogos no son los encargados de leer la radiografía simple en los servicios de urgencias. En este estudio, los encargados de la interpretación de las radiografías fueron dos radiólogos con una experiencia que rondaba entre los 10 y los 20 años, por lo tanto, una amplia experiencia.

Por ambas cuestiones, planteo la pregunta de si la precisión diagnóstica de las radiografías podría ser incluso más baja de lo demostrado, de la misma manera que lo plantean los autores en la discusión.

Carla Suárez Silva

Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), R3

@sua_car

Carla.Suarez.Silva@sergas.es

Tagged with: , , ,
Publicado en Emergency Radiology

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Publicaciones del Club
Residentes SERAM
Autores
A %d blogueros les gusta esto: