Venas hepáticas en la planificación prequirúrgica de la resección hepática: lo que el radiólogo debe saber

Translate this post into your language!

Artículo original:  

Barbaro B,  Soglia G,  Alvaro G,  Vellone M,  Giuliante F,  Nuzzo G,  Bonomo L. Hepatic veins in presurgical planning of hepatic resection: what a radiologist should know. Abdom Imaging. 2013 Jun;38(3):442-60

http://dx.doi.org/10.1007/s00261-012-9900-8

Palabras clave: Multidetector CT, MRI imaging, Liver surgery, Liver anatomy, Hepatic veins.

Línea editorial del número: N/A.

 

Motivos para la selección:  

Artículo clave para mejorar el trabajo interdisciplinario del radiólogo con el cirujano hepatobiliar.

A veces creemos que nuestro trabajo como especialistas en imágenes se limita a diagnosticar entidades, detectar patologías o, simplemente, orientar en los diagnósticos diferenciales.

Pero las diferentes técnicas de imagen tienen otros roles en la actualidad. Por ejemplo, también sirven como mapeo prequirúrgico, orientando al cirujano en el terreno que trabajará.  Esto ayudará a reducir los tiempos en quirófano y evitará ciertas complicaciones, mejorando la morbimortalidad asociada al acto quirúrgico.

En el caso de la anatomía venosa hepática, ayudará a reducir sangrados intraoperatorios y congestión venosa posquirúrgica.

Resumen:

Introducción:

El sistema venoso hepático generalmente consta de  3 venas suprahepáticas : derecha (VHD), media (VHM) e izquierda (VHI). El lóbulo caudado drena directa  e independientemente a la vena cava inferior (VCI)  a través de las venas caudadas.

Vena hepática derecha (VHD):

Drena los segmento V, VI y VII.  Existen 4 tipos,  de acuerdo  al grosor del tronco, la confluencia de sus tributarias y las VHD accesorias.

El  tipo III que no es la más frecuente  pero sí la más importante de identificar, ya que drena la totalidad del hemihígado derecho (drena segmentos V, VI, VII e incluso  VIII). Esta variante puede ser de utilidad si se detecta en un hígado con alguna lesión en el lóbulo izquierdo (sin importar que infiltre la VHM), ya a que permitirá una hepatectomía izquierda, dejando un remanente derecho que drenado totalmente la VHD.

También se deben destacar las tipo IV (VHD de menor calibre que se asocian a VHD accesorias). Debiendo identificar cuántas accesorias, a qué segmento drenan y dónde arriban a la VCI, para que puedan ser clampadas selectivamente  y evitar sangrados.

Variantes anatómicas en el origen de la VHM y la VHI:

Generalmente, estas dos venas nacen de un tronco común (65-85%) . Es importante informar cuando nacen por separado, para que se clampeen cada uno de los orígenes de las mismas evitando sangrado.

Vena hepática media (VHM):

Drena generalmente a los segmentos V y VIII. Existen 3 variantes, algunas de las cuales presentan alto riesgo de congestión en el remanente izquierdo tras  una hepatectomía derecha (variante B).

Vena hepática izquierda (VHI):

Existen tres variantes, la más frecuente es la A (2 ramas que drenan los segmentos II y III, que confluyen distalmente con tributarias del IVa).

El segmento IV puede drenar en la VHM (39%) o  la VHI (60%). Cuando drena en la VHI, en la mitad de los casos lo hace a través de una  accesoria, la vena umbilical (llamada así porque yace en el plano de la fisura umbilical). Si se la preserva integra,  protegerá al segmento IV de congestión.

Conclusión:

Dado que la congestión venosa postoperatoria localizada está muy relacionada con la anatomía venosa, su evaluación preoperatoria perevia a la resección, parece ser tan relevante como lo es la volumetría del remanente.


Valoración personal:

Puntos fuertes:

  • El artículo revisa minuciosamente cada variante de manera ordenada.  Lo que facilita su memorización y/o revisión rápida en el trabajo del día  a día.

  • Logra demostrar, a través de casos muy ilustrativos, la utilidad de informar de manera precisa la anatomía de las venas hepáticas.

  • Incluye esquemas, gráficos y fotos intraoperatorias que facilitan la interpretación de lo leído y ejemplificado a través de los casos.

Puntos débiles:

  • Ausencia de ejemplos ecográficos. La ecografía, también puede ser de utilidad para detectar variantes groseras (como es el origen de común o por separado de la VHD y VHM). Incluso el autor refiere que la ecografía intraoperatoria es de gran utilidad. Este método no irradia y es muy probable que estos pacientes (prequirúrgicos para hepatectomía) ya tengan hechos estudios topográficos previos para una hepatectomía. Esto reduciría la exposición.

  • Otra crítica, en cuanto salvedades con respecto a la irradiación y estudios costosos (como la RM), podría aclararse que se pueden usar estudios previamente realizados que fueron indicados para, por ejemplo, caracterizar la lesión hepática. Basta con cargar los DICOM a la consola y reprocesar las imágenes en fase venosa y obtener la información prequirúrgica necesaria (cero radiaciones y cero costos extras).

  • Algunas figuras en las que se correlacionan imágenes radiológicas con esquemas anatómicos, los esquemas no tienen la misma orientación que las imágenes, complicando la comprensión y requiriendo un esfuerzo espacial innecesario. Se evitaría todo esto con una simple rotación de los esquemas, pero entiendo que se ha hecho así para ahorrar trabajo 😉 Ejemplos en los que ocurre esto: la figura 5 y 12 B.

 

Hugo José Paladini. 

Hospital Universitario Fundación Favaloro. 4° Año. 

hugojpaladini@hotmail.com 

@HugoJPaladini

Tagged with: , , , , , ,
Publicado en Abdominal Imaging

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: