La utilización combinada de RM y espectroscopia aumenta la precisión diagnóstica en la esclerosis lateral amiotrófica

Artículo original: Cervo A, Cocozza S, Saccà F, Giorgio SM, Morra VB, Tedeschi E, et al. The combined use of conventional MRI and MR spectroscopic imaging increases the diagnostic accuracy in amyotrophic lateral sclerosis. Eur J Radiol. 2015 Jan; 84(1):151-7.

http://dx.doi.org/10.1016/j.ejrad.2014.10.019

Sociedad: N/A

Palabras clave:  Conventional MRI, Amyotrophic lateral sclerosis, Motor cortex, Hyperintensity, Hypointensity, Magnetic Resonance Spectroscopy.

Abreviaturas y acrónimos utilizados: RM (resonancia magnética), ERM (espectroscopía por resonancia magnética), T2WI (secuencia ponderada en T2), FLAIR (fluid attenuation inversion recovery), ELA (esclerosis lateral amiotrófica), TCE (tracto corticoespinal), DTI (Imagen tensor de difusión), GPC (giro precentral), NAA (N-Acetyl-Aspartate), GPC-Hipo (hipointensidad en el giro precentral en ponderación T2), TCE-Hiper (hiperintensidad en el tracto corticoespinal en ponderación T2), FSE T2 (fast spin echo T2), ROI (region of interest – región de interés), 3T (3 Teslas).

Línea editorial del número:

Empezamos el año con el pie derecho en la revista European Journal of Radiology, presentándonos artículos muy interesantes. En la sección de mama se explica la utilidad de un protocolo abreviado de secuencias en RM para el diagnóstico de neoplasias de mama, comparando el grado de variabilidad diagnóstica que existe entre radiólogos. En abdomen, se valora la diferencia entre la colonografía mediante RM comparado con la colonoscopia. En musculoesquelético se habla de los patrones de perfusión en lesiones de partes blandas mediante ecografía con contraste, para diferenciar lesiones benignas de malignas. Por último, en la modalidad de imagen, se plantea la utilidad de una doble sala de trauma con un único TC, que presenta la característica de tener un gantry corredizo para la optimización de recursos en pacientes con politrauma.

Motivos para la selección:

He decidido revisar este artículo debido a lo popular que se volvió esta patología en las redes sociales hace menos de 6 meses, mediante el “#icebucketchallenge”, o el reto del cubo de agua fría, para la recaudación de fondos en beneficio del estudio de la ELA. Me llama la atención, ya que dicha patología presenta cambios sutiles en estudios de RM cerebral y al estar presentes la enfermedad puede hallarse en un estadio muy avanzado. Nombrado con un epónimo en honor al famoso beisbolista neoyorquino Lou Gehrig, quien sufrió dicha patología neurológica. Actualmente la padecen muchas personas, entre ellos el famoso físico Stephen Hawking.

Resumen:

La ELA es un desorden neurodegenerativo idiopático caracterizado por la degeneración selectiva de motoneuronas cerebrales y espinales, que controlan los músculos que generan los movimientos voluntarios. Para el diagnóstico de la ELA es necesario realizar RM para excluir otras patologías imitadoras, particularmente cuando existe afectación bulbar. En estudios previos se han demostrado diferentes hallazgos mediante RM convencional, los cuales incluyen un aumento de señal en los TCE en T2WI, al igual que la disminución de intensidad de señal en la corteza motora en T2WI. Técnicas avanzadas de RM han sido introducidas para la investigación de la ELA mediante la ERM y DTI. En la ERM se ha demostrado una disminución de la concentración de NAA en GPC y TCE. Sin embargo, es la DTI la que ha permitido, no solamente la discriminación entre pacientes sanos y con ELA, sino también la identificación de  los diferentes fenotipos y correlación con la severidad de la enfermedad.

Objetivo del estudio: se aplica un enfoque multiparamétrico mediante RM, para valorar la relación entre valores y su porcentaje de sensibilidad y especificidad para el diagnóstico de la ELA. La evaluación incluye GPC, la presencia de GPC-Hipo y el ratio de NAA/(colina+creatina), (GPC-NAA) y la TCE-Hiper.

Material y métodos: se realiza un estudio retrospectivo durante 7 años con una muestra de 84 casos y 28 controles. Los pacientes fueron clasificados como casos siguiendo los criterios de El Escorial.

Como técnica de imagen se empleó una RM de 3T con protocolos que incluían secuencias FSE T2 en cortes axiales y se compararon con secuencias obtenidas en el mismo plano con ERM. Se evaluaron GPC, la presencia de GPC-Hipo y el ratio de NAA/(colina+creatina), (GPC-NAA) y la TCE-Hiper.

Resultados más destacables de acuerdo a este estudio, la pérdida neuronal ha sido demostrada con NAA/(colina+creatina) = P < 0,01. GPC-NAA: sensibilidad 74,4 %, especificidad de 75,5 %. GPC-Hipo: sensibilidad de 63,1 %, especificidad de 71,4 %. La combinación de GPC-NAA + GPC-Hipo: sensibilidad de 78,6 %, especificidad de 82,1 %. TCE-Hiper: sensibilidad de 43,8 %, especificidad de 60,7 %.

Los hallazgos de TCE-Hiper pueden estar presentes tanto en pacientes sanos como en pacientes con otras patologías como la neuropatía de Charcot-Marie-Tooth.  Mientras que la GPC-Hipo, pese a asociarse a mayor severidad en la ELA, también aparece en otras enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer, Parkinson o la vasculopatía isquémica cerebral.

Conclusión: al combinar las variables GPC-Hipo y la disminución de la concentración de NAA en la corteza motora,  se mejora la precisión del diagnóstico mediante RM en la ELA.

Valoración personal:

Puntos fuertes:

  • Estudio interesante donde menciona los hallazgos importantes mediante RM convencional y técnicas avanzadas de RM para el diagnóstico de la ELA. Se habla de su utilidad en descartar otras patologías neurológicas que pueden imitar los signos y síntomas en la ELA.

Puntos débiles:

  • Es un estudio retrospectivo que además no utiliza las secuencias FLAIR, siendo éstas más sensibles a la TCE-Hiper en la ELA. Otras técnicas avanzadas como DTI no fueron incluidas en el estudio para la valoración de las alteraciones del TCE y corteza motora, siendo ésta más sensible ya que presenta correlación con el grado de severidad de la enfermedad y además puede clasificar a la enfermedad en los distintos fenotipos de la ELA .

José Andrés Guirola Ortíz. R3.

Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.

joseandresguirola@gmail.com  

@Guiro_Rad

Tagged with: , , , , , ,
Publicado en European Journal of Radiology

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: