Evaluación de la cavidad oral y orofaringe postquirúrgica: lo que el radiólogo debe saber

Artículo seleccionado: Garcia M, Passos U, Ezzedine T, Zuppani H, Gomes R, Gebrim E. Postsurgical imaging of the Oral Cavity and Oropharynx: What Radiologists need to know. RadioGraphics. 2015; 35: 804-818.

DOI: http://dx.doi.org/10.1148/rg.2015140077

Palabras claves: N/A

Abreviaturas y acrónimos utilizados: RMN (Resonancia magnética nuclear), TC (tomografía computarizada), COMMANDO (cirugía combinada mandibulectomía y disección del cuello).

Línea editorial del número:

Este número de la revista RadioGraphics tiene un amplio espectro de artículos como suele ser lo habitual. En la especialidad de urología nos aporta un articulo base para todo radiólogo como lo es la evaluación del uréter mediante UroTC, donde aporta protocolos y distintos diagnósticos diferenciales. Cabe destacar, en el área pediátrica, la revisión sobre la correlación entre los hallazgos de ecografía y  RMN en la enfermedad de Crohn del intestino delgado.

Motivos para la selección:

He seleccionado este artículo debido a que la evaluación radiológica de la cavidad oral y orofaringe supone un reto para la mayoría de radiólogos. Es fundamental conocer la anatomía, pero aún más conocer los procedimientos quirúrgicos a los cuales han sido sometidos los pacientes. Los controles radiológicos postquirúrgicos se han convertido en el método de elección para diagnosticar recurrencias, una adecuada evaluación radiológica de la deformidad postquirúrgica y la reconstrucción de las estructuras es crucial en el tratamiento del paciente y con ello en la sobrevida.

Resumen:

La cavidad oral y la orofaringe son zonas comunes de asentamiento de neoplasias que generalmente son tratadas quirúrgicamente. La decisión de realizar o no cirugía de los tumores de cabeza y cuello depende fundamentalmente del sitio de origen, localización y extensión del tumor así como de los territorios ganglionares afectados.

Se han utilizado referencias anatómicas para delimitar la cavidad oral y la orofaringe, familiarizarse con estas referencias anatómicas es esencial para realizar el estadiaje de los carcinomas que afectan estas zonas. Este artículo contiene imágenes en axial, coronal, y sagital de RMN con esquemas representativos de las distintas estructuras contenidas y los márgenes que deben tomarse en cuenta.

La cavidad oral es la porción más ventral del tracto aerodigestivo, contiene los labios, el suelo de la boca, la porción oral de la lengua, la mucosa bucal, el paladar duro y el trígono retromolar.

La orofaringe es la porción posterior a la cavidad oral entre la nasofaringe y la hipofaringe que contiene la base de la lengua, las amígdalas palatinas, el paladar blando y la mucosa de la hipofaringe. Está bordeada superiormente por el paladar blando e inferiormente por la vallécula.

El principio básico del tratamiento oncológico es lograr una cura completa mediante la resección de toda la lesión neoplásica dejando márgenes libres de ésta. Múltiples técnicas son utilizadas para la resección quirúrgica y en muchas ocasiones simultáneamente. Se mencionan y describen la mandibulectomía, la glosectomía, la resección del suelo de la boca (COMMANDO), amigdalectomía, palatectomía y maxilectomía y por último la bucofaringectomía.

Las recurrencias suelen ocurrir entre el 2do y 3er año posterior a completar el tratamiento. Las localizaciones más comunes de recurrencia son el sitio quirúrgico y sus márgenes, uno de los métodos más utilizados para evitar malas interpretaciones de la imagen es comparar con imágenes anteriores evaluando incrementos en la atenuación de los tejidos blandos.

Valoración Personal:

Puntos Fuertes:

–    El articulo esta muy bien estructurado, resumido y concreto.

–    Presenta cortes axiales, sagitales y coronales de RM y TC con esquemas de las diferentes zonas de la cavidad oral y la orofaringe y las estructuras que éstas contienen, lo cual es de gran utilidad para el radiólogo.

–    Describe las técnicas quirúrgicas utilizadas, los márgenes a considerar y los cambios postquirúrgicos, frecuentemente en la historia clínica solo se menciona la cirugía empleada, por lo cual es importante conocer a fondo la técnica que conlleva cada intervención.

Puntos débiles:

  •     Poca profundidad a la hora de abordar la patología, no menciona los hallazgos característicos y las zonas más afectadas según el tipo de neoplasia, lo que es de gran importancia para el radiólogo a la hora de evaluar recurrencias.
  •      Las imágenes contenidas, aunque son de gran utilidad, son escasas en mi opinión, sobre todo en cuanto a hallazgos postquirúrgicos que se deben considerar.

 

Cris Eugenia Sibaja Castro.
Hospital General de Segovia. R2.
crissiba@gmail.com

 

Tagged with: , , , , , , , ,
Publicado en Radiographics, Revistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: