Angio-TC para la evaluación de lesiones vasculares en traumatismos penetrantes de cuello

Artículo original:

Bodanapally UK, Dreizin D, Sliker CW, Boscak AR, Reddy RP. Vascular Injuries to the Neck After Penetrating Trauma: Diagnostic Performance of 40- and 64-MDCT Angiography. American Journal of Roentgenology AJR. 2015;205:866–872.

http://dx.doi.org/10.2214/AJR.14.14161

@ARRS_Radiology/American Roentgen Ray Society / ARRS

Palabras clave: Angiografía por tomografía computada, angiografía por sustracción digital, cuello, trauma penetrante, lesiones vasculares.

Abreviaturas y acrónimos utilizados: TCDM (tomografía computada de detectores múltiples), Angio-TC (angiografía por tomografía computada), ASD (angiografía por sustracción digital), ACC (arteria carótida común), ACI (arteria carótida interna), ACE (arteria carótida externa), AV (arteria vertebral), FAV (fístula arterio-venosa).

Línea editorial del número:

El número de octubre de la AJR se presenta, como habitualmente, muy atractivo. Me han parecido interesantes algunas revisiones en la sección de radiología vascular e intervencionista. Una sobre embolización esplénica, tanto en patología traumática como no traumática y otra sobre métodos ablativos percutáneos en lesiones renales, tanto radiofrecuencia, microondas o crioablación. En la sección de radiología músculo-esquelética, hay un artículo muy ilustrativo y altamente recomendable acerca de lesiones de calota craneal que nos suelen dar más de un dolor de cabeza (sic).

Motivos para la selección:  

En el entorno social en el cual desarrollamos nuestra actividad asistencial no es demasiado frecuente encontrarnos con pacientes con traumatismos penetrantes de cuello. A su vez, en la mayoría de los centros hospitalarios de formación MIR de España, disponemos de equipos de TCDM y no en todos de equipos para la realización de angiografía por sustracción digital durante las 24 horas del día. Conocer el desempeño diagnóstico de las distintas técnicas disponibles para las diferentes situaciones clínicas es esencial para nuestra práctica diaria. Fue uno de los motivos por los cuales he seleccionado este artículo.

Resumen:

Introducción:

Las lesiones arteriales son comunes tras un traumatismo cervical penetrante con una incidencia del 15-20% aproximadamente. Pueden existir lesiones en arterias carótidas comunes, arterias carótidas internas, arterias carótidas externas o en arterias vertebrales. La introducción de la TCDM ha hecho que la Angio-TC tenga un rol esencial en la radiología neurovascular permitiendo reconstrucciones multiplanares con gran resolución espacial y mejorando la precisión de la Angio-TC en la detección de lesiones vasculares.

Objetivo:

Evaluar la Angio-TC en equipos TCMD como herramienta diagnóstica comparando con la ASD como “patrón oro” para la detección de lesiones arteriales en pacientes de alto riesgo después de un traumatismo cervical penetrante.

Material y método:

Estudio retrospectivo en donde 3 lectores, sin información acerca de la ASD, evaluaron 53 Angio-TC pertenecientes a  51 pacientes con traumatismos penetrantes de cuello y alto riesgo para lesiones vasculares cervicales en busca de dichas lesiones. Se compararon los resultados de las lecturas de la Angio-TC con la ASD como “patrón oro” y se calculó la sensibilidad y la especificada de dicha técnica.

Resultados:

39 de los 51 pacientes estudiados tuvieron lesiones arteriales siendo identificadas 76 lesiones arteriales en total. La lesiones fueron 10 pseudoaneurismas (2 en ACC; 2 en ACI; 2 en AV y 4 en ACE), 5 pseudoaneurismas con sangrado activo (todos en ACE), 6 pseudoaneurismas con FAV (dos en ACI; 3 en AV; 1 en ACE), 31 oclusiones arteriales (6 en ACI; 7 en AV; 18 en ACE), 1 oclusión arterial con FAV en AV, 3 FAVs (1 en AV; 2 en ACE), 8 disecciones arteriales (2 en ACI, 3 en AV; 3 en ACE), 8 casos de sangrado activo (todos en ACE), y 4 casos de vasoespasmo arterial (2 en ACI; 1 en AV; 1 en ACE). Globalmente, se observó alta sensibilidad y especificidad en la Angio-TC para la detección de lesiones vasculares arteriales (Sensibilidad: 75.7-82.2%. Especificidad: 96.4-98.4%). También se obtuvo alta sensibilidad para la detección de lesiones en ACI (92.8-100%) y AV (88.9-94.4%) pero la no fue del todo buena para la detección de lesiones de la ACE (63.4-70%). La especificidad fue del 100% en lesiones de ACC, del 85.7-91.8% en ACI, del 97.3-98.8% en ACE y del 96.4-98.4% en AV.

Conclusiones:

La Angio-TC es sensible para la detección de lesiones vasculares en vasos cervicales de gran calibre que contribuyen a la circulación cerebral. Sin embargo, la Angio-TC tiene una sensibilidad limitada en lesiones de la ACE probablemente por el pequeño calibre de sus ramas. A pesar de que la Angio-TC puede usarse en la evaluación inicial y guiar la toma de decisiones si se detecta una lesión en la ACE, los hallazgos normales no permiten excluir una lesión de dicha arteria porque un gran número de lesiones pueden no ser detectadas. En estos casos es necesario un seguimiento estricto, repetir el estudio o realizar ASD si existiera alto índice de sospecha

Valoración personal:

Puntos fuertes:

  •   Criterios de inclusión definidos.
  •   Tres lectores diferentes con lecturas individuales y no por consenso.
  •   Lectura a ciegas de los hallazgos de la DSA.
  •   Estudio relevante y útil

Puntos débiles:

  •     Diseño retrospectivo.
  •    Al comparar con el “patrón oro”, utilizaban el informe de la DSA que figuraba en la historia clínica (aunque se confirmaba el informe mediante revisión directa de las imágenes).
  •      No en todas las DSA se realizaba estudio de todos los troncos supraaórticos.
  •      Se utilizó el seguimiento clínico (junto con la DSA) para determinar la presencia de lesiones y algunas pueden no haberse diagnosticado.
  • El tiempo entre la realización de la CTA y la DSA puede haber sido demasiado prolongado en algunos casos (aunque menor de 24 horas) y haber existido cambios evolutivos entre la realización de una prueba y otra.
Mariano Werner. R4.
Hospital Clínic. Barcelona.
mfacwerner@gmail.com
Tagged with: , , , , , , ,
Publicado en American Journal of Roentgenology, Revistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ISSN 2341-0167

Ediciones

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: